Sobre

“He visto cosas que jamás creerías (y preferiría no haber visto nunca)”

A ver cómo te explico esto…

No te hablo de asesinatos y cosas así… pero he visto muchas cosas que “matan” los viajes.

Los dejan sin vida.

Lo he visto desde dentro porque trabajo desde hace muchos años en el sector turístico y he tocado casi todas las ramas de este árbol.

Un árbol extraño que posiblemente, en vez de dar frutos que devoras con ganas… te da (a veces) un sucedáneo de fruta envasada. 

Y te deja con una indigestión de alojamientos, actividades y plannings apretados sin sentido que quizás hacen que te preguntes…

¿No podría ser de otra manera? ¿Pero qué sentido tiene esto?

Un atracón sin sentido que hace que no acabes de saborear ni valorar nada de lo que estás viviendo.

¿Sabes a lo que me refiero?

Mira. Te prometo una cosa.

Todo lo que hago responde a un objetivo: que eso no te pase a ti.

Porque todos los viajes que organizo están alejados de todo ese “ruido” y planteados con unos principios alejados de este tipo de turismo más “tradicional”.

Grupos pequeños o por libre, donde tú eres el protagonista, puedes tomar decisiones y controlar tu presupuesto. 

Viajes en los que buscamos el contacto local y un turismo sostenible y respetuoso con el lugar.

Y vivir aventuras, aprender y divertirte.

Todo eso que se esconde detrás de los selfies y que no sale en Instagram. Porque hay cosas mucho más valiosas que una foto.

Y no hay nada como volver de un viaje con un montón de cosas… dentro.

Pero… Primero lo primero.

Esto es un “Sobre Mí” así que supongo que tendré que decirte quién soy. Que todavía no me he presentado…

¡Hola! Soy Jennifer

Y “vivo” en Melilla.

Sobre mi Jennifer tuguiaenelmundo

Lo escribo entre comillas porque me he pasado la vida viajando y ayudando a otros a viajar.

Vaya, que me paso más tiempo fuera que en casa. Así que, aunque suene a cliché, mi casa es el mundo. 

Y quiero que tú te sientas como en casa. Allá donde vayas.

Me fui a Granada a estudiar con 19 años.

Y luego a Inglaterra a aprender inglés durante 2 años.

En esa época trabajé  de todo lo que te puedas imaginar: fregando platos (y váteres), dando clases de español a niños…

Hasta que conocí los viajes.

Y ya no hubo vuelta atrás.

Fue un amor a primera vista… 

… pero te diría que es un amor de esos que dura hasta que eres abuelita y con el que compartes hasta el último día de tu vida.

Una filosofía de vida, para muchos difícil de entender.

Eso me llevó a trabajar como animadora turística en hoteles y me permitió recorrer toda España.

Y a trabajar con gente de todas las edades: niños, gente de mediana edad e incluso viajes del IMSERSO.

Después vinieron otras aventuras como recorrer 5 países en 1 mes (Camboya, Indonesia, Malasia, China y Holanda) o cruzar Tailandia de norte a sur en solitario durante 1 mes.

Pero no quiero aburrirte hablándote de mi vida. Que nos acabamos de conocer.

Lo que sí puedo decirte es que después de…

“He visto cosas en los viajes que jamás creerías (y preferiría no haber visto nunca)”

He dedicado toda mi vida a explorar nuevos lugares y nuevas formas de turismo.

Por eso conozco al sector desde dentro y he visto cosas que no me encajan.

Jennifer de tuguiaenelmundo

Muchas ofertas en las que el precio del viaje no tiene nada que ver con lo que acabas pagando (ni con el verdadero valor de lo que se ofrece).

Que te traten como si fueras un niño (“ahora siéntate aquí, come esto, compra esto…”). Sin aprender. Perdiéndote lo mejor de los viajes.

Que el guía esté explotado, mal pagado y (como es lógico) no se involucre (e incluso sea desagradable).

Grupos demasiado grandes con gente de perfiles muy diferentes (el atajo directo para que nadie esté contento).

Esos malditos costes ocultos. Los famosos “precios desde” con los que luego te llevas sorpresas desagradables y nunca sabes realmente dónde va a parar tu dinero.

El contacto con la población local es… nulo. Lo más “exótico” y “diferente” que conoces es a un italiano o portugués que te han encasquetado a tu lado en el tour (“total, hablan parecido”).

Recorridos maratonianos de “tocar, foto y marchar” con plannings rígidos a golpe de pito. Como si fuera un duro entrenamiento militar que te estresa en vez de hacerte disfrutar. Supongo que tú lo que quieres es dejarte llevar por el sabor de lo nuevo, no ir a la mili.

Actividades poco respetuosas con los animales y la población local que te hacen sentir mal.

Muchas empresas que proponen los mismos viajes e itinerarios… que se acaban masificando (y estropeando).

Lo peor de todo esto es que cuando vuelves sientes que te has mantenido en una burbuja en la que te has perdido lo que tenía que ofrecerte el país.

Sintiéndote mal por no haber sido capaz de aprovechar bien las vacaciones.

Y has quemado ese cartucho…

¡OJO!

No digo que no haya empresas del sector turístico que hagan un gran trabajo y cuiden a sus clientes.

Para nada.

De hecho trabajo para varias de ellas y sé muy bien todo el cariño y esfuerzo que ponen en cada viaje que organizan.

Pero digamos que es algo que… a veces pasa.

Y la realidad es que el mundo de los viajes está cambiando a una velocidad de vértigo.

El cliente de la agencia de viajes media de hace 20 años no es el mismo que ahora.

Y el de ahora no será igual que dentro de 5 años porque cambiamos muy muy rápido, al ritmo que lo hace la tecnología.

Y la gente busca cada vez más experiencias originales, “auténticas” y personalizadas.

Así que nuestra labor va mucho más allá de reservar varios hoteles, transportes y alojamientos (algo que ahora se puede hacer relativamente fácil desde nuestro smartphone).

Cada vez más personas buscan “algo más”, ir más allá.

El criterio de alguien experimentado que les ayude a conseguir un salto de nivel en sus viajes.

Por eso, nació este proyecto

Para que todo esto recuperara el sentido.

Para que todo esto
recuperara el sentido.

Organizo viajes de aventura, en grupos pequeños o por libre, flexibles, sostenibles y alejados de los clásicos paquetes turísticos.

Quitando todo lo que he visto durante estos 15 años que “no funciona” y añadiendo (mucho) de lo que he visto que hace que la gente vuelva de los viajes con esa energía tan difícil de explicar… pero tan fácil de reconocer cuando aparece. 

Con ese brillo en los ojos y esas historias y aventuras que se acumulan en la cabeza y el pecho.

Sé que un viaje tiene un potencial enorme para hacer “click” en las cabezas de las personas.

Lo he visto muchas veces

Me encanta esa sensación de escuchar (¡BOOM!) cómo estallan ideas nuevas dentro de la cabeza de los viajeros. Ideas nuevas, sabores desconocidos y emociones que ya no recordabas que pudieras sentir.

Ahora imagina tu propia mente descubriendo un nuevo mundo de posibilidades dentro de los viajes.

Y lo que eso significaría para tu vida

Seré breve. Este proyecto se rige por 3 normas simples pero poderosas.

1

Sólo hacer viajes a los que yo misma me muero por ir, que sé de primera mano que tienen la fuerza, la garra, la energía necesaria para transformar a las personas (porque el verdadero viaje siempre sucede por dentro) y que se convierta en uno de esos retales de vida que nunca olvidas. Que no quieres soltar. Nada de hacer viajes “porque sí”. Prometido.

viajes con energia
servicios de viajes

2

Que los viajeros tengan el control total sobre su dinero y sepan en todo momento a dónde va a parar. Y que incluso puedan gestionarlo ellos mismos sobre la marcha ajustándolo a lo que necesitan.

3

Dar libertad de decisión a la gente que viaja conmigo porque en definitiva… se trata de TU viaje, no del mío. Yo soy un “empujón amigo” que te ayuda a ir más allá, no un molde que te limita.

libertad en el viaje
viajes con energia

1

Sólo hacer viajes a los que yo misma me muero por ir, que sé de primera mano que tienen la fuerza, la garra, la energía necesaria para transformar a las personas (porque el verdadero viaje siempre sucede por dentro) y que se convierta en uno de esos retales de vida que nunca olvidas. Que no quieres soltar. Nada de hacer viajes “porque sí”. Prometido.

libertad en el viaje

2

Que los viajeros tengan el control total sobre su dinero y sepan en todo momento a dónde va a parar. Y que incluso puedan gestionarlo ellos mismos sobre la marcha ajustándolo a lo que necesitan.

servicios de viajes

3

Dar libertad de decisión a la gente que viaja conmigo porque en definitiva… se trata de TU viaje, no del mío. Yo soy un “empujón amigo” que te ayuda a ir más allá, no un molde que te limita.

Son 3 cosas que me parecen muy lógicas y necesarias pero que son difíciles de encontrar por ahí fuera.

Si quieres saber con más detalle cómo son los viajes que organizo puedes verlo aquí

Antes de continuar, quiero ser sincera contigo

Por todo lo que te he contado hasta ahora, mis viajes no son para todo el mundo, lo sé.

Por eso acepto solo una parte de los viajeros que me contactan (con los que de verdad siento que puedo hacer magia) y por eso nunca seré millonaria ni tendré una cuenta en Suiza.

No trabajo con muchos viajes al año ni grupos grandes. Eso es porque no creo que el tiempo sea oro.

viajes para viajeros unicos

Creo que el tiempo es vida

Así que decido con respeto a qué proyectos dedico esa vida. Y me centro en hacer pocas cosas para poder hacerlas lo mejor posible.

Si vienes con la actitud adecuada, con ganas de aventura y de crecer como persona… puedes subirte a este barco.

viajes en grupo con tuguiaenelmundo

Viajes en grupo

Organizo viajes de aventura sostenibles en grupos pequeños donde tú puedes tomar decisiones y controlar tu presupuesto.

viajes a media de tuguiaenelmundo

Viajes personalizados

Asesoro a viajeros que quieren viajar por libre pero con el respaldo de un experto que les ayude a crear un itinerario basado en sus verdaderos gustos y no en la copia de la copia de la copia. Para que todo encaje y surja la magia.

Remaremos juntos

En este tiempo he aprendido a ayudar a que la gente consiga vivir aventuras de las que no se creían capaces de una forma fácil y segura.

Esto es lo que dicen algunas personas que han probado esta “nueva” forma de viajar.

El caso es que muchos clientes me dicen que conmigo todo es fácil, divertido y que siempre consigo “ir más allá”.

Y también que “tengo una casa en Valencia,Badajoz, Cuenca, Madrid, Barcelona, Almería…”.

Excelente profesional y persona, muy resolutiva y divertida. Está pendiente de todo y hace que viajar con ella sea una experiencia 100% recomendable.

Mercè Egea - Barcelona

Tuve la suerte de que me tocara de guía en mi último viaje (Indonesia), y gracias a su profesionalidad, así como a su empatía y excelentes cualidades pude disfrutar de unos maravillosos días de vacaciones. Recomendable 100%.

Encarni Hernandez

¡¡Excelente persona y profesional, muy divertida y genial en todo lo que hace!! Está pendiente de todo, en cualquier momento, siempre en su salsa y hace que te involucres al 100% en cada paso!

Sara Laguna - Valladolid

Viajes
  • profundos
  • espontáneos
  • respetuosos
  • conscientes
  • con valores

Dicho esto.

Si quieres un viaje con valores, profundo, consciente, respetuoso, espontáneo, que mejore tu vida y la de los demás y que esté basado en la honestidad, quizás estamos hechos el uno para el otro.

Pero si este último párrafo te parece demasiado pomposo, quédate con que si te vienes conmigo de viaje va a haber mucha aventura y diversión.

Viajes en los que, de repente, todo encaja y sientes que fluye de una forma tan natural como la sonrisa de un niño.

Gracias por quedarte hasta el final.

Esta es mi casa y aquí encontrarás la puerta siempre abierta.

¡Que tengas un feliz y largo viaje!

– Jennifer A.

PD: Te podría haber dicho que

Soy:

Bla, bla, bla…

Pero te habría  aburrido y no hubieras leído hasta aquí, ¿verdad? 

Tú lo que quieres es vivir aventuras, olvidarte de todo por unos días y divertirte.

Pues esto de aquí abajo te puede ayudar.

Tengo algo para ti

Si quieres sentir por fin que aprovechas DE VERDAD esos 15 días que tienes al año para descubrir mundo (que llevas esperando más de 300 días) y vivir una aventura con la seguridad de tener al lado a alguien que te pueda ayudar a llegar más rápido pero sobretodo… más lejos, creo que lo que vas a encontrar abajo te va a gustar.

Puede ser un primer paso que te lleve muy lejos.

Un solo paso no parece gran cosa, pero todos los grandes viajes han comenzado siempre así.